cabecera lipasam

8. La empresa y su relación con el medio ambiente

inicio imprimir

Política ambiental

LIPASAM entiende que la propia razón de ser de la empresa está enfocada a dar satisfacción a las necesidades que los ciudadanos y ciudadanas tienen en relación con su actividad, de manera que cada vez se logre una ciudad mejor, más limpia, más habitable y cada vez más sostenible.

Por ello, se propone ir incorporando en su gestión, políticas que causen un menor impacto ambiental y que permitan la consecución de los objetivos que en esta materia se vayan marcando, así como a una mejora continua del Medio Ambiente urbano.

En coherencia, LIPASAM se ha planteado, como uno de los ejes principales de su acción, ser una empresa sostenible, de manera que en sus diferentes actividades se mantenga un comportamiento responsable con el Medio Ambiente. Por tanto, esta responsabilidad forma parte de una de las líneas estratégicas de la empresa definida en el Cuadro de Mando Integral (CMI).

Objetivos y desempeño

Es importante señalar que LIPASAM procura la mejora en la gestión de los residuos urbanos, potenciando las distintas recogidas selectivas, avanzando en la separación en origen y dándoles a los mismos el tratamiento más adecuado desde el punto de vista ambiental.

La realización de los servicios que LIPASAM presta a la ciudad de Sevilla se hacen reduciendo los posibles impactos ambientales que los mismos puedan ocasionar, especialmente en los aspectos los relacionados con el consumo de agua y energía, la generación de ruido y olores y el impacto visual del mobiliario de recogida y limpieza viaria, de forma que se contribuya a una mayor sostenibilidad y a una mejor calidad ambiental.

Para la consecución de esta política, se requiere la máxima participación ciudadana, y para ello, se fomenta la concienciación y colaboración de la ciudadanía en esta materia, potenciando la educación y mentalización ambiental así como el cumplimiento de la Ordenanza Municipal.

En materia ambiental, cabe destacar que:

  • Se han desarrollado algunos avances en los indicadores ambientales: reducciones de algunos consumos, mayor utilización de materiales menos contaminantes, mayor control sobre la producción de residuos, implantación de procedimientos de consulta ambiental sobre productos antes de su adquisición, aprobación de la IT de control de vertidos, aprobación de la IT de compras sostenibles, etc,…
  • Debemos seguir mejorando en aspectos tales como: mejora en la eficiencia energética, aspectos ambientales de talleres, control ambiental de la Planta de Transferencia, mejora en la información de tipo ambiental, más formación, evaluar y controlar los riesgos ambientales, poder medir los gastos cuyo fin es la protección del Medio Ambiente, continuar ampliando los criterios ambientales hacia nuestros proveedores,…

Se prevé la ampliación del sistema de gestión ambiental a toda la empresa en unos años.

Formación y sensibilización

LIPASAM es consciente de que desarrollar y hacer viable día a día esta política es imposible sin la participación de todas las personas que la componen, por lo que se fomentan y establecen las medidas oportunas para lograr la máxima implicación activa en esta materia, para ello, dentro de los Planes anuales se imparte formación de carácter ambiental.

También cabe señalar, que la colaboración y el comportamiento de la ciudadanía es una pieza clave para conseguir mayores logros ambientarles, por ello, LIPASAM establece anualmente campañas de educación y sensibilización, especialmente en temas relacionados con la limpieza viaria y la gestión de los residuos urbanos.

El gasto en este tipo de campañas es el siguiente:

2007

2008

2009

Presupuesto destinado a campañas sensibilización ambiental/€

864.829

736.978

773.075

Además de estas campañas dirigidas a la ciudadanía y especialmente a los niños y niñas, LIPASAM dentro de su Plan anual de Formación incluye cursos de contenido relacionado con la preservación del Medio Ambiente.

Responsabilidad y estructura de la empresa en materia ambiental

Aunque la protección del Medio Ambiente en la empresa es una labor colectiva, dentro del Departamento de Coordinación, el Área de Calidad y Medio Ambiente es el responsable de coordinar dicha política, en especial en aquello relacionado con la diagnosis, la identificación, la evaluación, el seguimiento, los controles y las propuestas de mejora de los aspectos e impactos de contenido ambiental.

Evaluación y seguimiento

Se han definido los principales indicadores que sirven para efectuar el seguimiento del comportamiento ambiental de la empresa. Periódicamente la Dirección analiza, evalúa y hace propuestas de mejora en este apartado.

Certificaciones

LIPASAM, dentro de su compromiso con el Medio Ambiente, y de acuerdo a lo establecido en la norma internacional ISO 14001:2004, de implantación de un sistema de gestión ambiental en las empresas, mantiene la certificación de los Puntos Limpios siguientes:

  • Los Olivos
  • Los Pinos
  • Los Naranjos
  • Las Jacarandas

En 2009 se realizó la 1ª Auditoria de Seguimiento de la Certificaciones, con un resultado positivo.

Control y gestión ambiental

Evaluación de los impactos ambientales

Para la identificación-evaluación de los aspectos e impactos ambientales, se sigue el procedimiento descrito en la IT CA 05.03 para la identificación y evaluación de impactos ambientales, realizándose una matriz de impactos por cada centro de trabajo.

El listado de matrices y los criterios seguidos tanto para la identificación como para la evaluación, se explica en el documento “Criterios de evaluación 2009”.

El resultado de la identificación y evaluación de este año, es de un total de 72 aspectos significativos, produciéndose una leve mejora en cuanto que el año anterior esa cifra era de 77 impactos, lo que supone una disminución del 6,5% de los mismos.

Al igual que el año anterior, este resultado es tan elevado debido a que muchos aspectos son comunes en distintos centros de trabajo.

Por un consumo más responsable
  • Consumo de papel

Desde que se aprobara por primera vez en 2008 la IT Normas para un uso eficiente del papel, el consumo de papel disminuyó un 17 % en 2008, y en este último año, parece que se ha mantenido.

Cabe destacar los siguientes datos:

KG

No

reciclado

Reciclado

TOTAL

% papel

reciclado

2007

1.858

6.624

8.482

78,6%

2008

461

6.549

7.010

93,4%

2009

249

6.798

7.047

96,5%

Comparación del consumo de papel sobre 2008

+0,5%

  • Consumo de agua potable

La puesta en práctica de una campaña de sensibilización de buenas prácticas de carácter ambiental, así como la colocación de algunos mecanismos de ahorro en el consumo de agua potable en los distintos parques auxiliares, está permitiendo un descenso en el consumo de agua potable de las instalaciones de LIPASAM. Este descenso es tanto absoluto, como si comparamos el agua consumida y la plantilla de la empresa que usa el agua en los distintos centros.

AÑO

m3 agua potable

Plantilla

m3/plantilla

% disminución sobre el año anterior

2007

15.142

1.593

9,5

2008

13.918

1.607

8,7

-8,9%

2009

12.677

1.582

8,0

-7,5%

  • Consumo de energía eléctrica

En los últimos tres años, el consumo eléctrico ha sido similar de un año a otro. Si este consumo se compara con la plantilla media anual, se observa que en 2009 se ha producido un ligero aumento del 1,5%. Los datos son:

AÑO

kWh/Plantilla

2007

3.356

2008

3.332

2009

3.385

Comparación del consumo

eléctrico sobre 2008

+1,5%



  • Bolsas de basura degradables

LIPASAM, dentro de su política ambiental, comenzó a sustituir en 2008 las bolsas de basura que se utilizan para el barrido de las vías públicas por otras que son degradables al 100%.

Este tipo de bolsas está fabricado con aditivos totalmente degradables d2w™, de manera que se degradan totalmente y de una forma segura, dejando tan sólo agua, anhídrido carbónico y una pequeña cantidad de biomasa. A la vez, todas las propiedades del plástico permanecen inalteradas durante su vida útil incluyendo su solidez e impresión.

En 2009, se ha continuado con está iniciativa.

LIPASAM consume cada año alrededor de 1.800.000 bolsas de plástico.

  • Madera procedente de bosques gestionados de manera sostenible

LIPASAM está llevando a cabo una campaña de fijación de los contenedores para la recogida de RU, de manera que se evite su desplazamiento. Para ello se están instalando en los distintos grupos de contenedores, protectores de madera, que a la vez que fijan su ubicación, contribuyen a mejorar el paisaje urbano al integrarse más con el entorno.

En esta operación LIPASAM está utilizando maderas procedentes de bosques sostenibles, de acuerdo a la certificación internacional FSC, que además han sido tratadas y pintadas con elementos menos agresivos con el Medio Ambiente.

Para la fijación de los contenedores se han empleado unos 23 metros cúbicos de madera certificada según la marca internacional FSC.

FSC son las siglas del Consejo de Administración Forestas (Forest Stewardship Council), organización internacional que identifica los productos que contienen madera de bosques gestionados con responsabilidad ambiental, certificados de manera independiente de conformidad con los estándares de dicho organismo.

La certificación se basa en los siguientes principios:

PRINCIPIO 1: Observación de las leyes y los

principios del FSC

PRINCIPIO 2: Derechos y responsabilidades de

tenencia y uso

PRINCIPIO 3: Derechos de los pueblos indígenas

PRINCIPIO 4: Relaciones comunales y derechos de los trabajadores

PRINCIPIO 5: Beneficios del bosque

PRINCIPIO 6: Impacto ambiental

PRINCIPIO 7: Plan de gestión

PRINCIPIO 8: Control y evaluación

PRINCIPIO 9: Mantenimiento de Bosques de Alto Valor para la Conservación

PRINCIPIO 10: Plantaciones

  • Consumo de combustibles fósiles

Hasta el año 2007, la renovación de la flota hizo que LIPASAM lograra, año tras año, mejorar su eficiencia del consumo de combustibles.

A pesar de no haber continuado en 2009 con el ritmo de renovación de la flota, se ha mejorado la eficiencia en un 5,7 % con respecto al año anterior.

AÑO

Vehículos. Uds promedio anual

l combustible

l/ud

Variación%

2007

455

2.702.619

5.940

2008

460

2.788.891

6.063

2,1%

2009

451

2.577.197

5.714

-5,7%



Utilización de energías alternativas menos contaminantes
  • Producción de energía renovable

Durante 2008 entraron en funcionamiento dos de las instalaciones de producción de energía fotovoltaica situadas en el Parque Este y en la Central de Recogida Neumática de San Diego. Esta energía es incorporada a la red para su distribución.

La energía producida en 2009 ha supuesto un total de 26.897 kWh, cantidad algo inferior a la del año anterior en un 12%.

Energía fotovoltaica producida

Kw/h
producidos

Parque Aux. Este

Central Neumática San Diego

Total

Variación sobre el año anterior

2007

6.264

12.877

19.141

 

2008

15.640

14.930

30.570

59,7%

2009

14.595

12.302

26.897

-12,0%

La disminución en la producción de energía se ha debido a aspectos climatológicos (menos horas de sol) y a paradas por avería en la planta de S. Diego y en un módulo de la del Parque Este.

Esta medida de generación de energía renovable ha supuesto dejar de emitir unas 11 toneladas de CO2 a la atmósfera. Desde que se pusieran en marcha las instalaciones de Energía Fotovoltaica se han dejado de emitir un total de 32 toneladas de CO2.

Por otra parte, la empresa dispone en sus diversas instalaciones de un total de 277 m2 de paneles solares para la producción de agua caliente que alimenta a los distintos vestuarios del personal.

  • Utilización de vehículos bimodales o híbridos y con combustibles alternativos.

LIPASAM dispone de diez vehículos que funcionan con gasoil y energía eléctrica. Estos vehículos se utilizan en la recogida de RU de la zona centro, ya que durante la operación de recogida de los contenedores producen menos ruido.

Se estima que cada vehículo bimodal o híbrido consume un 44% menos de gasoil por jornada de trabajo, lo que supone una menor emisión de contaminantes de origen local (partículas, NOx, CO,…) y una menor emisión de CO2, que como se sabe es la principal causa del efecto invernadero, ya que su acumulación en la atmósfera está provocando cambios en el clima del planeta, que pudieran ser de nefastas consecuencias para los ecosistemas y para el ser humano.

Abundando en esta política, LIPASAM ha incorporado a su flota en julio de 2009 un total de cinco vehículos recolectores de residuos urbanos especiales para calles estrechas, que utilizan biodiesel al 30%. El uso de este biocombustible, nos ha permitido emitir 173 toneladas menos de CO2 a la atmósfera.

  • Biogás de vertedero

Los residuos de la ciudad de Sevilla son entregados en el centro de tratamientos de residuos de Monte Marta Cónica, que dispone también de un vertedero donde se depositan de manera controlada los residuos que no han podido ser aprovechados. Dicho centro atiende a la Mancomunidad de Los Alcores, y recibe los residuos de una población cercana a 1,2 millones de habitantes.

Estos residuos, en su descomposición producen metano y otros gases que son recuperados para evitar su emisión a la atmósfera (el metano es un potente agente del calentamiento global), y a la vez para producir energía eléctrica.

A falta de conocer los datos definitivos de 2009, se puede señalar que durante 2008, este aprovechamiento energético ha producido 40.000 MWh, lo que supuso un 5% más que en 2007.

Debemos tener en cuenta, que en torno al 47% de esa producción energética corresponde a los RU que LIPASAM entrega en dicho centro de tratamiento.

  • Ahorro de emisiones de CO2

El dióxido de carbono es el principal causante del efecto invernadero y del cambio climático.

LIPASAM, en su actividad cotidiana, al igual que cualquier actividad humana, emite CO2 a la atmósfera. Somos conscientes de que la utilización de la numerosa flota de vehículos por parte de LIPASAM para la realización de sus actividades (recogida de RU, baldeos, barridos mecanizados, especiales,…) es el mayor emisor de este tipo de gases.

Las diversas medidas aplicada por LIPASAM están permitiendo dejar de emitir una total de 753 toneladas de este gas de efecto invernadero (570 t por un menor consumo de carburantes, 173 t por la utilización de biodiesel y 11 t por la producción propia de electricidad).

Por una mejora en la gestión ambiental de los residuos de Sevilla
  • Recogida selectiva de RU de Sevilla

La generación de residuos es uno de los principales problemas ambientales, ya que:

  • Se agotan las materias primas necesarias para elaborar los distintos artículos de consumo.
  • Se origina el problema de qué hacer con los productos desechados que se convierten en residuos.

La recogida separada de residuos, para su posterior reciclado o aprovechamiento, es una de las medidas que pueden contribuir a combatir ese problema ambiental.

En este sentido, en la ciudad de Sevilla, contando con la colaboración ciudadana, en los últimos años se ha incrementado de manera notable la recogida selectiva domiciliaria, según se puede apreciar en el siguiente cuadro:

Residuos domiciliarios (*)

1997

1998

1999

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

Recogida selectiva sobre el total de RU de Sevilla

2,5%

3,0%

3,3%

3,0%

3,4%

4,8%

5,8%

6,3%

7,2%

7,7%

8,3%

9,3%

9,4%

Incremento sobre el año anterior

22,0%

20,0%

10,0%

-9,0%

13 ,0%

41 ,0%

21 ,0%

9 ,0%

14 ,0%

7 ,0%

8 ,0%

12 ,0%

1 ,0%

(*) Se tienen en cuenta los residuos que se recogen en los principales tipos de contenedores distribuidos por las calles de Sevilla (para materia orgánica+restos, envases, vidrio y papel/cartón).

Si tenemos en cuenta el total de residuos que recoge LIPASAM en todos sus tratamientos, los resultados en toneladas son los siguientes:

2008

2009

RECOGIDA SELECTIVA

50.621,0

54.460,0

TOTAL RU

385.296,0

370.545,0

% selectiva

13,1%

14,7%

Se ha producido un incremento en el total de recogida selectiva, principalmente por la contratación del nuevo gestor de los residuos de muebles y enseres.

Este aumento paulatino en los porcentajes de residuos que se recogen de manera selectiva, no nos debe ocultar que aún en Sevilla no se recicla todo lo que se debería, por lo que los esfuerzos en esta materia por parte de LIPASAM y una mayor conciencia por parte de la ciudadanía sevillana deben hacer crecer estas cifras, lo que sin duda redundará en una importante mejora ambiental.

  • Valorización de residuos de los Puntos Limpios

Existen residuos domiciliarios que no se deben depositar en los distintos contenedores ubicados en la vía pública, por distintos motivos: peligrosidad, por su volumen,… etc.

Para estos residuos, LIPASAM tiene a disposición de los ciudadanos 4 Puntos Limpios. Estos residuos son entregados a gestores debidamente autorizados que proceden a su valorización o eliminación, según proceda.

El porcentaje de residuos procedentes de los Puntos Limpios que es entregado a gestores para su posterior valorización, en vez de llevarlos a vertedero, es un indicador de calidad ambiental de esta actividad.

En este sentido, LIPASAM ha entregado, durante 2009, el 89,1% de los residuos recogidos en los Puntos Limpios a gestores especializados para su valorización, disminuyendo de esta manera los que se destinan directamente a vertido.

2006

2007

2008

2009

Gestores especializados %

80,3%

84,4%

87,5%

89,1%

Vertedero/Aborgase%

19,7%

15,2%

12,5%

10,9%

Total PP.Limpios %

100,0%

100,0%

100,0%

100,0%

  • Recogida Selectiva de Aceite Usado

En junio de 2008 LIPASAM puso en marcha un proyecto para la Recogida Selectiva y Valorización del Aceite Usado vegetal de uso doméstico, mediante su transformación en Biodiesel.

Fruto de esta iniciativa, en la que LIPASAM cuenta con la colaboración de la empresa Bioenergia Selectiva Andaluza, de tal manera que a 31 de diciembre había ubicados en las calles de Sevilla un total de 221 contenedores de 1.100 litros de capacidad unitaria, para la recogida de este tipo de residuos.

Aceite

vegetal

Residuos

de aceite
recogidos

Biodiesel

obtenido

año

kilos

litros

2008

109.828

93.354

2009

402.787

342.106

La cantidad total de kilos recuperados durante 2009 ha ascendido a 402.787 kg, evitando el riesgo de contaminación de millones de litros de agua y lográndose producir más de 340.000 litros de biodiesel.

Subir a Inicio